Transcription

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007'tl'mlMílfl , "Z;¡G4I Tots!Lotería Nacional de BeneficenciaJunta Di rectiva:Representante del Ministerio de Economía y FinanzasLicda. Florencia RíosDirectora General de IngresosRepresentante del Ministerio de Gobierno y JusticiaLicda. Oiga GólcherViceministra de Gobierno y JusticiaRepresentante de la Contraloría General de la RepúblicaDr. Enrique Lau CortésSubcontralor General de la RepúblicaRepresentante de los Compradores de BiletesIng. Raúl Ávila EscalaRepresentante de los Compradores de BilletesLicdo. Alberto lileRepresentante del Sindicato de Billeteras de PanamáSr. Marcos AndersonPor la Administración:DirectorLicdo. Ornar E. Chen Ch.SecretarioIng. Eric O. Cataño2

i;¡: Digitalizado por la Asamblea Nacional2007, ni-io Jift'lliRevista CulturalLOTI!Rí4No. 456Setiembre-Octubre 2004Licdo. Ornar E. Chen Ch.Director GeneralLicdo. Israel MartínezSubdirector GeneralLicda. Nelly Grimaldo de BósquezDirectora de Desarrollo Social y CulturalLicda. Yudisthira Barrera E.Subdirectora de Desarrollo Social y CulturalCONSEJO EDITORIALMgter. Belgis CastroProf. Pedro RiveraLicdo. Eduardo FloresMgter. Denis ChávezLicdo. Salvador SánchezLicda. Luz Marina CrespoProfa. Herminia R. de ChanCorrectoraNQ456 Septiembre-Octubre 2004PUBLICACiÓN DE LA DIRECCiÓN DE DESARROLLOSOCIAL Y CULTURALISSN 0024.662XPara suscripciones y consultas sobre la REVISTA LOTERIAComunicarse con el Departamento CulturaL.Telefax.: 207-6800 ext.1248 - luz.crespo lnb.gob.pa3

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007evi.ita oter'mt:N,-ilHiíndice5, Presentación de la RevistaPor el Licdo. Omar E. Chen Ch.Director General de laLotería Nacional de Beneficencia de Panamá7. CAPíTULO IAniversario del Centenario del natalicio de Pablo Neruda y deAlejo Carpentier8. Jaime QuezadaNeruda por Neruda17. César Del VastoPablo Neruda en Panamá35. Luis H. MorenoPablo Neruda en el Recuerdo43, Isis TejeiraPablo Neruda: hombre, poeta y político63. Margarita VásquezLa poesía que no cantó en vano71. Rogelio Rodríguez CoronelEspaña y América: Lecturas sucesivas. (en conmemoracióndel Centenario de Alejo Carpentier)89. CAPíTULO 11Aproximación al cuarto centenario de El Quijote90. Rafael RuilobaElIngenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha y la crítica dela lectura111. Franz CastroCuatro siglos del Hidalgo4

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007;lm;evislO OICIïLlPRESENTACIÓN DE LA REVISTALa literatura ocupa un sitio preponderante en la historia de los pueblos. En ellaencontramos cosmoviciones, cuyo objetivo es dar elementos que nos permitancapta la complejidad de los hombres en su desempeño arístico, compromisoscon la realidad social y en la construcción de su hábitat.Desde las páginas de la Revista Cultural Lotena N 456, correspondiente a losmeses de septiembre-octubre de 2004, presentamos a la consideración de loslectores, un número, eminentemente literaro, presencia de Pablo Neruda y deAlejo Carentier, a cien años de su primer centenario de natalicio.Complementa esta entrega de Revista, un trabajo sustancioso de Rafael Ruiloba,antesala al cuaro centenaro del Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Manchade Miguel de Cervantes Saavedra.De Pablo Neruda, hacen su interpretación, escritores nacionales e internacionales, tal es el caso de Jaime Quezada, de la Fundación Pablo Neruda, Santiagode Chile, Este autor, en su ensayo Neruda por Neruda, pare de un juicio paraconstruir su concepción literara, con las más varadas temáticas como el Amor,la Patr (Naturaleza, Mar) y Vid (autorretrato).La presencia de Neruda en nuestra tirra es tratada con la visión del escritorjoven. El autor César Del Vasto aborda esta realidad con su ensayo tituladoNerud en Panamá, quien considera la actividad política del escritor chileno,vinculándola a su hacer poético, expresada en una pare de nuestro país, enHistori de un Canal (XXXII) y Futuro de un Canal (XXXIV), incluidosen Canción de Gesta (1960).Devoción inalterable por Neruda, es la de Luis Horacio Moreno Tejeira, en sudiscurso, Pablo Neruda en el Recuerdo, pronunciado en el acto de entregade la medalla de honor presidencial de Chile, conmemorativa al centenarode Pablo Neruda. Según, Luis H. Moreno, llegó fortuitamente a Neruda en suprimer año de la Universidad de California, a través de sus Veinte Poemas deAmor y Una Canción Desesperad; sigue diciendo Moreno, que Crepusculariole dio la talla primara del genio de Neruda, se interrogó de cómo Neruda, aescasos diecisiete años, pudo escribir un poema como el Farewell, cuando aesa edad ni siquiera comprendíamos su temática.El ensayo Pablo Nerud: hombre, poeta y político es presentado por la Dra.Isis Tejeira. La Dra, Tejeira analiza la obra de Neruda vinculada con las5

evistu olería:S"srJi!nc;Digitalizado por la Asamblea Nacional2007circunstancia históricas de ese momento. El gobierno militar se ha instauradoen su país, el cielo del poeta, del político, impreso en una obra rica, universal,tratado en textos como: Confiso que He Vivido, Canto General, Veinte Poemasde Amor, Una Canción Desesperada y Residencia en la Tierra.El ensayo: La Poesía que no Cantó en Vano, de Margarta V ásquez, permte entender el sustrato de las obras del premio Nobel de Literatura (Suecia, 1971).La Dra. Vásquez, en uno de los apartados de su trabajo, señala: "La amiga delpoeta es la sencila conciencia que lo hace trabajar en pro de la construcciónde una sociedad más humana. Para ello, solamente propone pan y vino (carnede mi carne y sangre de mi sangre), verdad y sueño."Por otro lado, el criterio cubano de Rogelio Rodríguez Coronel, de la Universidad de La Habana, en su trabajo España y América: Lecturas Sucesivas, nosdevela elementos claves y necesarios para la compresión de una obra como lade Alejo Carentier. Dedicado al rescate de la cubanía, en temas tan variadoscomo la literatura, la música, la cntica literaria y el mundo periodístico, Carpentier es pieza clave en la cultura cubana, de inicios de los años treinta hastael actual siglo.El Ingenioso Hidlgo Don Quijote de la Mancha y la Crítica de la Lectura, esun estudio presentado por Rafael Ruiloba, en conmemoración a los cuatrocientosaños de la llegada de la obra de Cervantes a territorio panameño. El trabajode Ruiloba mantiene una conexión directa con libros de distintos momentos,como una forma de acercar a los lectores al mundo cervantino,Esta edición es un testimonio y un homenaje del presente para Pablo Neruda.Cuando en la alborada de su existencia estuvo en la ciudadela de Machu Pichu,en el Perú, la miró y esperó una respuesta del pasado de ese pueblo y en lasoledad de ese cúmulo de piedras, sólo encontró "un silencio sonoro." Así eraNeruda, el escritor que conmovió e hizo de su prosa, un mensaje que aun en lalejanía la recuerda; también rendimos homenaje al escritor cubano Alejo Carpentier, hombre de letras, trabajador incansable de la cultura, creador de escritosy colaborador de revistas y periódicos, que vivió más allá de las comodidadesy que representa un testimonio digno de perenne recordación.Licdo. Ornar E. Chen Ch.Director GeneralLotena Nacional de Beneficencia de Panamá6

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007Jaime Quezadaido permiso para nacerTodos me piden que dé saltos,que tonifique y que fultholee,que corra, que nade y que vuele.Muy bien.(PabloNeruda: El miedo)1

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007 l ì '" : 1¿Qué pasará con la poesía en el año 2000? Se preguntaba Pablo Neruda eldía mismo de su cumpleaños, en 1968. Faltaban todavía más de tres décadaspara llegar al inicio de ese año de los tres ceros, es decir, al siglo XXI.¿"Qué sé yo del año 2000"?, se respondía. "Y, sobre todo, ¿qué sé yo de lapoesía"? De lo que estaba seguo, sin embargo, era "de que no se celebrará elfuneral de la poesía en ese próximo siglo". Y tan seguro que llegó a escribirun inaugural y nupcial libro, con redondo título de cifra 2000: "Es mejorrecordar lo que va a suceder. Pongámonos cada uno máscaras victoriosas".Este centenario en los años más del 2000, viene a darle la razón y los plenospoderes a Neruda: "La poesía se repartirá como consecuencia del progresohumano, del desarrollo y del acceso de los pueblos al libro y a la cultura. . .Hay que oír a los poetas. Es una lección de la historia".Y en esta lección y en este 2004, Neruda nos sale al paso en sus másvariadas temáticas y ocasionales circunstancias. Tema amplio y tentadorpara el estudioso, el investigador, el antologador, el historiador literario, elcoleccionista, el editor, el escritor, el lector poético y no poético (sobre todoeste último) y, en general, toda una amplísima "pléyade" de acuciosos eimprovisados renovadores -cada uno en sus personales registros- en la viday en la obra del poeta. Aguas todas, sin duda, más que al buen molino de lapoesía del autor de Residencia en la tierra, a las vidas muchas del poeta ensu tierra residenciaria: Cuando quieran verme ya saben: / búsquenme dondeno estoy / y si les sobra tiempo y boca / pueden hablar con mi retrato.Esto de hablar con su retrato tampoco es antojadizo en Neruda, toda vezque él mismo ha confeccionado su propio autorretrato. Y a la manera deun doble texto de escritura (frente y perfl), que bien puede leerse en prosao en verso, que una u otra forma conserva la intensidad eufónica y rítmicade todo el texto, en la resuelta gracia de sus decires. Neruda x Neruda: enserio y en broma, Pero Neruda. En ese autorretrato, Neruda, después deremirarse anatómicamente de dura nariz a largas piernas e identificarse enuna multiplicidad de oficios (de aficionado a las estrellas a administradorde escarabajos), concluye considerándose un poeta por maldición y untonto de capirote. Es decir, y sin escaparatoria posible, necio de necio, denecedad total. Aquí el poeta se toma los pocos pelos que tiene en la cabezay se ríe abiertamente de sí mismo en una autocompasión y festiva burlasin remedio,9

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007evistCl otelia 'iiNo es la única vez que Neruda se define caricaturescamente como un"tonto". Hacia los años finales de su vida, escribiendo algunos dísticos parael Libro de las preguntas (edición póstuma, 1974) el poeta se pregunta:¿Hay algo más tonto que llamarse Pablo Neruda? (más de alguien, sinpensarlo dos veces, respondería irónicamente que sí). Aun en la desfachatez,humor y autoironía de estas frases-versos, el poeta juega con la gracia, laimaginación, la recreación, y el goce por la vida. Pero esta gracia o tonteríano será la misma por los años que escribe Residencia en la tierra (19281931, "cuando yo era un cónsul perdido en mis pobrezas") con un Nerudasolitario, monótono y ensimismado ("yo soy sujeto de sangre especial");definiéndose como "el inteligente que soy yo, sobreviviente adorador delos cielos" (poema: Establecimientos nocturnos). Y esa frase no andabatodavía en la gracia y la desenvoltura, sino en lo ritual y lo ceremonioso dever y sentir su mundo y el mundo.y sus circunstancias también: "Si usted nace tonto en Chile / pronto lo haránembajador", otra vez el tonto como sujeto y protagonista de su poema:el Canto general (1950). Y el mismo Neruda en las décadassiguientes, Embajador también (París 1971-1972). ¿Tonto entonces? De ahíDiplomáticos enque Nicanor Parra ("ni muy listo ni tonto de remate") uniendo al tonto delas Preguntas y al del Autorretrato con el inteligente de las Residencias oel tonto diplomático, escriba este siguiente certero artefacto: Neruda: "Taninteligentonto que lo han de ver". Aunque el artefacto, en último término,vale también para el mismísimo Parra. Recuérdese que el antipoeta habíaescrito, a su vez y por 1962, unos versos de salón, en los cuales fija nada defue / el paraíso del tontotontas posiciones: Durante medio siglo / la poesíasolemne / hasta que vine yo y me instalé en mi montaña rusa.IIEn Estravagario (1958), ese libro de las extravagancias y de losestrafalarios versos entintados de gracia e ironía y de tratamiento de lenguadesmitificadora, Neruda deja al descubierto una vertiente renovada, aunquesiempre latente en él, incluso desde sus poemas juveniles ("mis execrablesversos", dirá). Temas sin solemnidad alguna, más bien en una relacióncotidiana y coloquial de prójimo a prójimo o con el otro que resulta sersiempre él mismo ("sólo me sonrío a mí solo"), entre el sarcasmo y ladiversión. En esta resuelta gracia, desfachatez e ironía está el hombre,el poeta, el Neruda sencilo entre gitanos, prestidigitadores, marineros,10

Digitalizado por la Asamblea Nacional2007EEiil.¡l- Il-pescadores, sin protocolo alguno, sino reconociendo una mala educación,cuál es el cuál, cuál es el cómo: Yo todos los días pongo / no sólo los piesen el plato,! sino los codos, los riñones, / la lira, el alma, la escopeta. Esaescopeta que usará constantemente en sus páginas de versos, disparando,no a diestra y siniestra, sino a blancos muy precisos de circunstancias yuniversos: su contundente y rokalloso Aquí estoy, por ejemplo, poniendotoda su pólvora-lira más allá del plato,Estas definiciones o "tonterías" graciosas o seriotas de Neruda, seemparentan con el calificativo de "bandido" que él mismo, dialécticamente,se dio muchas veces. Y hasta se retrató como vilano de lar west sin prejuicio,luciendo ancha pistola a la cintura: ¿"Por qué llevar mi cabeza para que larompan? Basta con la cabeza de Murieta", decía Neruda, defendiéndose deemboscadas y ataques, de detractores y críticos. Le atraían, en lectuas y enla vida, obras y personajes en sus aventuras sin destino. Aunque reconocía,que no le gustaba Búfalo Bil, porque mataba a los indios. Era la época queleía, y a la sombra de los manzanos de Temuco o en los campos de trigo deRanqui1co, el Sascha Yegulev, que cuenta "la historia de un bandido muyparecido a mí".Desde entonces, pareciera que el fantasma o la imagen del bandidaje no leiba a ser ajena. Después de la lectua de esa delicada y dolorosamente trágicanovelita del ruso Leonid Andreiev, (que le había recomendado en Temuconada meno